Solo aquello que vive en lo más profundo de nosotros es lo que vale la pena ser contado.

Comedia o drama. Viñetas o fotogramas. Letras o imágenes. No importa el tema o soporte, lo único que importa es volcarse en la historia. Decir quien eres a través de lo que has visto y vivir. Poner tu pequeño ladrillo en el muro de la historia, sin preocuparte de que mañana puedan derribarlo.

Muchas gracias por visitar mi web. Bienvenido.